Hay que ser cautos al contratar un seguro por internet, ya que por comodidad y rapidez a veces no somos conscientes de lo que estamos firmando. De hecho, en muchas ocasiones ni leemos la póliza en cuestión y algunas veces pueden aparecer cláusulas que limiten nuestros derechos.

En ocasiones puede resultar más seguro acudir a la compañía o a nuestra correduría de seguros de confianza para que nos expliquen lo que vamos a firmar y los riesgos que van a quedar cubiertos y excluidos.

Uno de los motivos por los que debemos ser cautelosos a la hora de contratar un seguro online, es la posible existencia en la póliza de las llamadas cláusulas limitativas de derechos.

Si contratamos un seguro con la compañía de manera presencial, nos deberán advertir de la existencia de estas cláusulas, y estas además cumplir unos requisitos de los que hablaremos a continuación.

Cuando contratamos un seguro por internet, a veces no nos detenemos a leer la póliza, por lo que es posible que no nos demos cuenta de la existencia de estas cláusulas, que en algunas ocasiones pueden ser además abusivas.

¿Qué son las cláusulas limitativas del riesgo?

Al firmar un contrato de seguro tenemos que tener cuidado sobre todo con las cláusulas limitativas del riesgo. Estas cláusulas limitan nuestros derechos, esto es, los riesgos que va a cubrir la póliza.

En una póliza  que cubre una prestación por incapacidad temporal, una cláusula limitativa sería aquella que excluye una determinada patología, por ejemplo podría excluir «Las enfermedades o trastornos mentales ocasionados por el estrés”.

Con esta exclusión en la póliza, si nos encontramos de baja por enfermedad, pero esta la ha causado el estrés en el trabajo, la compañía de seguros no nos abonará la prestación que sin embargo si nos pagaría, si estuviéramos de baja por cualquier otro motivo.

Por ello, estas cláusulas deben aparecer destacadas en la póliza, para que el asegurado conozca exactamente el riesgo cubierto y contratado.

Si contratamos una póliza online, debemos leerla completamente, o bien acudir a nuestro lugar de confianza para que nos expliquen detalladamente su contenido y no correr riesgos.

¿Cómo tienen que aparecer las cláusulas limitativas en la póliza?

Las cláusulas limitativas tienen que aparecer resaltadas y expresamente firmadas, aceptadas por escrito al final del contrato. Además la redacción de estas cláusulas tiene que ser lo más clara posible.

¿Dónde suelen aparecer las cláusulas limitativas?

Suelen aparecer en las condiciones particulares de la póliza, por lo que el asegurado deberá firmar estas condiciones, además del contrato general.

El Tribunal Supremo ha admitido no obstante, que el asegurado firme un documento aparte al que nos remita la póliza, donde aparezcan las cláusulas limitativas de manera destacada, en caso de no firmarse las condiciones particulares.

¿Qué diferencias hay entre cláusulas limitativas y cláusulas delimitadoras del riesgo?

Las cláusulas delimitadoras del riesgo a diferencia de las limitativas, no restringen el ámbito de cobertura sino que lo definen, por ello en las cláusulas delimitadoras no existen tantas exigencias para su validez.

A veces la diferencia entre ambas cláusulas no es tan clara, siendo fácil confundirlas.

 

Si tiene cualquier duda relacionada con su póliza o quiere contratar un seguro por internet y necesita asesoramiento, no dude en contactar con nosotros a través de este link, estaremos encantados de ayudarle.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This
A %d blogueros les gusta esto: